Técnicas de pintura

Hola a todos. Aquí Armihaul otra vez tocando sus temas, aunque esta vez en un tono más filosófico. Esta vez vengo a hablaros del lado oscuro… del pincel.
Y diréis, tío, ya estás desvariando, ¿mezclando cosas de star wars con pintar minis? Sí, más o menos. Como en la saga de ciencia ficción, en la pintura hay dos formas de encarar el tema, dos filosofías. El lado oscuro consiste en usar técnicas de pintado rápido, buscando resultados usando métodos que priorizan la velocidad frente a la precisión. Si para pintar una figura tardas 5 horas, pero prefieres hacer un trabajo similar en 3 aunque el acabado no sea tan preciso, entonces este artículo es para ti

El pincel seco

Esta técnica es posiblemente la más básica, extendida y conocida de todas las que se usan en pintado de miniaturas. Se puede usar en todas las escalas y en cualquier ambientación. Consiste en coger pintura con un pincel viejo, descargar casi toda la pintura sobre un trapo o papel hasta que no mancha, y luego aplicarla sobre la superficie a resaltar. Esta técnica sirve para iluminar, marcar texturas y resaltar zonas prominentes.

Lavados 

Consiste en usar pintura muy aguada (no tintas, por favor, ¡no uséis tintas! las tintas dejan un acabado satinado o brillante que queda muy raro en zonas de sombra). La pintura aguada hace que el pigmento se deposite sobre las zonas más profundas, dejando las zonas prominentes sin a penas machar. Sirve para dar profundidad y sombras.

 

Betuneado y dipping

Es un lavado especial en muchos sentidos. Para empezar es necesario que la imprimación sea blanca. Luego se pintan los colores base. El lavado se crea mezclando betún de judea con barniz mate. La gracia de usar esto es que los barnices normalmente traen una pequeña cantidad de disolvente. Esto hace 2 efectos. Por un lado, en las zonas profundas se queda gran parte del betún, que se mezcla con el color base y crea un tono más oscuro. El segundo, es que en las zonas prominentes no habrá betún, pero sí un poco de disolvente que fundirá el color base con la imprimación. Por suerte, la cantidad de disolvente es muy leve y no arrancará la pintura si no se toca.
El dipping es lo mismo, pero en lugar de aplicar con el pincel sobre las zonas a oscurecer… se mete la miniatura entera en el mejunje y se extrae lo sobrante agitándola con fuerza contra el suelo (poned papel de periódico primero por favor, ¡no seáis cafres!)

Usar compuestos preparados

Y sí, hay aun más formas de acelerar esto y es usar compuestos ya preparados. Existen botes de lavados ya preparados que crean un gran efecto, pinturas  más densas para aplicar pincel seco más fácilmente y botes para dipping ya preparados especialmente para minis. A su vez existen csmpuestos preparados para hacer efectos, como sangre, óxidos o bilis, entre otros. Estos compuestos y otros efectos los trataré en otro artículo más en profundidad, pero también forman parte de la filosofía del lado oscuro del pincel.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s