Sangre nueva, arrugas viejas

Vuelve Tomás con una nueva reflexión

Tengo cierta sensación, un escalofrío que me recorre la espina dorsal, cada vez que veo a los nuevos jugadores iniciándose en el mundo del rol, de los juegos de mesa y de miniaturas. Sus rostros están repletos de barbas, con una prominente alopecia enmascarada, ojeras de haber trabajado ocho horas al día y todos superando la veintena. Sin olvidar a las pocas mujeres, crecidas, valientes y sin complejos, que se atreven a recorrer las mismas sendas que los anteriores. Me gusta ver personas nuevas en mi grupo de juego, pero siento que cada vez todos somos más viejos y nos cuesta mantener el entusiasmo adolescente que nos atrajo a estos recónditos lugares del ocio.

La sociedad ha evolucionado, así como los intereses de las personas en su búsqueda de entretenimiento: el mundo digital ha ganado adeptos, año tras año, relegando aquellas actividades más analógicas a los nostálgicos y a los que hemos dejado volar nuestra imaginación con unos dados, lápiz y papel. Se han sustituido los Colonos de Catán por el Clash Royale, Warhammer 40.000 por Call of Duty y ahora en vez de comentar curiosidades de las partidas de Dragones y mazmorras, se comparten trucos de cómo hacer rodar el Fidget Spinner. Muchas de las empresas han intentado adaptarse a la nueva era de la tecnología para mantener un crecimiento constante de clientes, aunque sin demasiado éxito; iniciativas como blogs, vídeo blogs, juegos de mesa digitalizados y reglamentos completamente on-line han seguido atrayendo a los que ya tenemos una “cultura rolera”, por decirlo así; pero han fracasado con los jóvenes, los quinceañeros actuales tienen otras cosas en su mente y no son como nosotros en su momento, seducidos por esa magia que se desprendía de las miniaturas de metal, de los extensos libros de reglas y de las cartas desgastadas. Sumando a todo el coste real que tienen nuestra afición, les sale más a cuenta comprarse un par de videojuegos que un ejército sensato de cualquier wargame, sin necesidad de montarlo ni pintarlo, idóneo para acrecentar nuestra adolecente pereza.

¿Qué nos está pasando? ¿En qué hemos fallado? ¿Qué podemos hacer?

Podéis encontrar más ilustraciones de este autor aquí http://ianllanas.deviantart.com/gallery/

Continuar jugando, continuar amando esta afición como lo hacemos; cuidándola con mimo y mostrando al mundo que estamos aquí, que no somos pocos y somos más que una alternativa de ocio, más bien como un complemento para otros ámbitos de la vida; romper aquellos estereotipos con los que hemos sido etiquetados por incomprensivos y que aceptamos a todas las personas sin ningún tipo de reticencia; demostrar que no solamente en las discotecas uno puede divertirse un sábado noche, que la música puede sonar en mundos inventados y ser eclipsada por carcajadas de pura felicidad al vivir cómicas situaciones en el vasto océano de nuestra imaginación; alentar a nuestros hijos, sobrinos y jóvenes conocidos a saborear el sentimiento de haber acabado de pintar una miniatura, de dejar el destino de nuestra victoria a una tirada de dados o de derrotar un gigantesco dragón junto a tus amigos.

No sería la misma persona si hubiese sido ajeno a todo lo que he descubierto en este mundo sin límites, pudiendo crear e imaginar todo aquellas aventuras que mi fantasiosa mente ha sido capaz de proyectar sin ataduras. Y quiero que otros jóvenes también lo descubran, que sientan y vivan todas las emociones que he podido tener yo sin ni siquiera moverme de sitio. Quiero rodearme de nuevos jugadores, contarles anécdotas de hace años, de cómo han cambiado los juegos para adaptarse a ellos y por fin sentirme el viejo y sabio que vivió la época dorada de los juegos de rol.

Gracias por vuestro tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s