En las botas del villano

Oh, diantres, recuerdo hace unos años que adoraba los paladines: bondadosos, combatientes de lo justo y auxiliadores de los indefensos; blanden su espada en nombre del bien y la justicia impidiendo que otros puedan hacer daño a aquellos que no pueden protegerse por sí mismos. Y me encantaba interpretar estos roles, tanto en los videojuegos como en los juegos de rol. Podría decir que todo cambió cuando comencé a hacer de master, ya que era inevitable tener que crear profundidad en los intereses personales de los antagonistas de la historia, y descubrí que las oportunidades que brindan los villanos son muchísimo más divertidas que los políticamente correcto paladines. Al fin y al cabo, no podía poner a combatir paladines contra paladines sin manipular de alguna manera la moralidad de alguno de los dos grupos confrontados, por lo que siempre se necesitaría un elemento considerado malvado que influyese en la percepción del concepto del bien para cambiar la moralidad de uno de ellos. Muy complicado para mi gusto, vamos. ¡Pero qué propósitos más aburridos tienen los paladines, leñe!

Creo que quién lleva más o menos tiempo jugando a juegos de rol conocerá el eje de alineamientos que nos trajo Dungeons & Dragons, heredado por muchos otros juegos; y para quién no los conozca les hago un breve resumen: básicamente se trata de una forma de indicar cómo va a actuar tu personaje en la partida, simplificando los valores en dos sencillos ejes complementarios: por un lado, el eje moral formado por el bien y el mal, y por otro, el eje que representa el acatamiento de las normas, ser legal o caótico. Con estos cuatro conceptos, podríamos formar hasta nueve alineamientos, sumando el concepto de neutralidad en los dos ejes, indicando que tu personaje no se inclinaba hacia ninguno de los dos extremos. Así que nos encontramos un aspecto en nuestra ficha de juego que nos dice cómo debe ser interpretado nuestro personaje según los dos conceptos por los que vayas a guiarte. Los paladines son considerados legales y buenos, por ejemplo. Todo parece muy fácil y bonito hasta que te topas con que en la propia realidad es imposible implementar un sistema así por la misma complejidad de la mente humana; y todos sabemos el dicho de que la ficción supera la realidad, ¿no? ¿O era al revés?

alineamientos_roleros
Alineamientos y ejemplos, por Los Hijos del Rol.

Entendiendo que los juegos de rol son una extensión del mundo en el que vivimos, ya que podría considerarse un ejercicio imaginativo en la simulación de situaciones potencialmente reales con elementos de fantasía, los cuatro conceptos que definen la ética de nuestros personajes pueden ser oportunamente modificados por las diferentes perspectivas que tengamos cada uno de qué es un acto bueno, malvado, legal o caótico. ¿Por qué cree un paladín que sus actos son bondadosos? ¿Y el nigromante que alza las tropas de muertos vivientes se cree que está haciendo algo mal por hacerlo? ¿Si un pícaro que rompe con las normas de su gremio de ladrones es considerado legal o caótico?

Pongamos un ejemplo un tanto exagerado: el mismo nigromante de la pregunta anterior, alza los muertos del cementerio de un pueblo para defender a sus habitantes de una invasión de orcos inminente que necesita una respuesta rápida. El propósito de su acto es noble según los estándares “paladinescos”, pero el método que utiliza es considerado maligno. Si al confundido nigromante se le plantea esta contradicción ética, ¿qué debería hacer? ¿Dejar que el pueblo sea arrasado por los orcos? ¿Salvar el pueblo con la horda de muertos vivientes para que después sea ajusticiado por utilizar los familiares muertos de los habitantes? ¿Deberíamos considerar al nigromante bueno por su propósito o malvado por sus métodos?

red_crescent_op_by_dopaprime-d8kmfsx
¿Una ladrona legal buena? Por lo menos dejaré que me robe el corazón :3

Creo que la complejidad en la ética y en la moralidad, poner a los jugadores en un apuro filosófico sobre qué deberían hacer realmente, y aun así aceptar las consecuencias de sus decisiones es un elemento que se toca muy suavemente en las partidas, alegando que lo que únicamente se busca es el entretenimiento y la diversión, así como la desconexión de los problemas del mundo real. Aun así, los juegos de rol son una herramienta idónea para realizar estos ejercicios de perspectiva de moral, y planteárselo como un método de generar reflexión y crecimiento personal en todos aquellos que disfrutamos metiéndonos en las botas de héroes y villanos. Creo firmemente que los dos ámbitos, diversión y reflexión moral, son perfectamente compatibles en una misma partida, y la conjunción de ellos lograrán crear un impacto muchísimo mayor en nuestras mortales cabezas. Lamentablemente, para Dungeons & Dragons, el ámbito de la moral es poco más que simbólico, ya que es mutable durante el transcurso de la campaña de rol (algo que tampoco es negativo) y en caso de incumplir con los valores de tu personaje lo que vas a conseguir es que cambie el propio alineamiento. Sin remordimientos, ni arrepentimientos por parte del personaje, no existe ningún tipo de castigo por fallar a tu propia ética, ya que la hoja de papel que tienes delante no tiene conciencia ni sentimiento. Así que básicamente nos encontramos que en este juego es un elemento que se exige cumplir en algunas clases y clases de prestigio, pero no encuentras una “multa” emocional por traicionar tus valores.

Raramente podemos encontrar momentos en nuestras rutinarias vidas para poder experimentar con decisiones y actitudes que se deslizan ligeramente (o mucho) de nuestros mismos valores, sin caer en conflictos internos respecto a si tus acciones están alineadas con tus valores. Es más, a veces tomamos decisiones que con posterioridad nos arrepentimos de ellas, u ofrecemos actitudes a problemas que nos emergen instintivamente y que para nada representan nuestros valores desde la racionalidad de la mente humana. No os preocupéis, es algo completamente común en todos nosotros. Vamos, que uno podría considerarse humilde, pero a la hora de la verdad, cuando le pega una paliza al rival jugando a Warhammer 40.000 le restriega su victoria de forma humillante. Entonces, ¿nos quedamos con lo que creemos que somos nosotros mismos o lo que mostramos con nuestras acciones y actitudes? ¿Puede ser el concepto de humildad diferente según la perspectiva con la que lo contemplemos? ¿Un paladín cree que hace el bien porque piensa que sus acciones son bondadosas o lo hace porque otros le dicen que lo son? ¿Es el paladín un malvado para el orco?

Por estas y más preguntas creo que es importante calzarse las botas de un villano de vez en cuando. Y para los jugadores, es un esfuerzo descomunal lograrlo al cien por cien; he visto personajes que en su fichita se consideraban malvados realizar actos heroicos o bondadosos por el simple hecho de que el jugador ha sido incapaz de sumergirse en la interpretación completa del personaje. No digo que puntualmente se pueda hacer, pero no debería ser lo habitual. Cuando llevas un villano y actúas con crueldad, egoísmo, intolerancia, soberbia u odio (o todo junto) dentro de la partida , pero dentro de ti, como ser humano, sabes discernir que todas tus acciones son inmorales e incluso puedes llegar a sentirte mal por ello, puedo decirte con total seguridad que eres una persona mentalmente sana con capacidad ética. No te vas a convertir en malvado por llevar personajes de este calibre, ni te deberías sentir peor por pensar con frialdad, como jugador, ante situaciones ficticias completamente malignas; eres capaz de distanciarte emocionalmente del papel que interpretas, que es una habilidad escasa en los tiempos que corren.  Justamente es esta misma contraposición moral dentro de nosotros mismos lo que nos hace crecer en el juego de las perspectivas y saber interpretar todos aquellos hechos que podríamos considerar buenos o malvados, no solo para ti, también para los diferentes puntos de vista que cada uno de los que te rodea pueda llegar a tener.

Paladin-Feature
¡Puagh! ¡Paladines! Con su brillante aura y fe indomable.

No caigamos en puritanismos y pensemos que por ser capaces de expresar actitudes y pensamientos malignos seamos peores personas; el ser humano ha sobrevivido a través de las eras con la capacidad de imaginarse la peor de las situaciones posibles en cada uno de sus momentos de la vida por mera supervivencia, por lo que llegar a imaginarse cometiendo actos crueles o guiados por odio visceral dentro de una partida de rol debería llevarnos también a la obtención de una reflexión para uno mismo sobre lo que es el bien y el mal, y sobre todo la consecuencia de nuestras acciones en todo lo que nos rodea. Es cierto que ya existen definiciones universales para muchas palabras, pues creo que el concepto de felicidad o tristeza podría entenderse igual aquí como en Pekín, pero no podéis negarme qué no es interesante aventurarse en la exploración de la propia conciencia moral y conocernos un poco mejor. ¿Eh? ¿Eh?

En resumen, creo que jugar con la ética y la moral dentro de los juegos de rol produce enriquecimiento en todos los participantes de la partida, incluido el master, así como en la obtención de experiencias y aprendizajes que uno puede llegar a utilizar en el mundo real. El universo no es blanco o negro, está lleno de matices, y así como no comparto el sistema tan básico que nos ofrece Dungeons & Dragons de entender la moralidad, prefiero que mis jugadores interpreten los personajes como ellos deseen, y ya será su conciencia la que juzgue sus actos, y las consecuencias de estos. A malas tendrán mi dedo acusador como master señalándolos durante el resto de la sesión.

Gracias por vuestro tiempo.

Tomás.

venger
En el fondo todos queríamos que por lo menos saliese victorioso alguna vez. Pobrete.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.